¿Aprietas los dientes? Prueba este ejercicio para relajar la mandíbula

¿Aprietas los dientes? Prueba este ejercicio para relajar la mandíbula

Si sueles apretar los dientes o te han diagnosticado bruxismo, en este artículo te muestro un ejercicio que te ayudará a relajar la mandíbula.

 

¿Qué es el bruxismo?

El bruxismo es la acción de apretar los dientes, e incluso rechinarlos, de manera inconsciente.

Esta tensión de los músculos de la mandíbula está regulada principalmente por el sistema nervioso central y puede ocurrir mientras estamos despiertas o dormidas.

Mientras dormimos, el bruxismo del sueño, podemos llegar a apretar o rechinar los dientes con mucha fuerza sin darnos cuenta. Por eso es común observar desgaste en los dientes, molestias al masticar, dolor en la zona de la mandíbula, cefaleas, trastornos del sueño y sensación de fatiga.

 

¿Por qué aprieto los dientes?

No está claro el motivo que causa el bruxismo, pero sí se han descrito varios factores que lo favorecen.

Puede deberse a alteraciones morfológicas o funcionales, como el trastorno temporomandibular o una desalineación de los dientes.

El bruxismo se relaciona con aspectos psicológicos. Por ello, la hiperactivación cerebral que lo caracteriza, puede deberse a factores ambientales que generen altos niveles de ansiedad y de estrés. Incluso, parece que la ira y la frustración podrían aumentar la tensión en la mandíbula.

La toma de algunos medicamentes también puede influir en que aprietes los dientes.

Incluso, se han relacionado con el bruxismo las alteraciones posturales. Por ejemplo, una hipertonía en la musculatura de la zona cervical puede alterar la mecánica de nuestra mandíbula.

 

relajar mandíbula

 

¿Qué tratamientos existen para el bruxismo?

Si sueles apretar los dientes, o rechinarlos mientras duermes, lo primero es acudir a tu dentista para que evalúe tu caso. Él te ayudará a identificar qué tratamiento es el más indicado para ti, quizás sea necesario poner una ortodoncia, utilizar una férula para proteger los dientes o aplicar algunas de las siguientes opciones.

La fisioterapia puede resultar un tratamiento efectivo ya que mejora las alteraciones posturales y equilibra las tensiones musculares que puedan estar influyendo en la hiperactividad de la musculatura de la mandíbula.

Debido a que el bruxismo también se relaciona con aspectos psicológicos, otra estrategia es modificar tus hábitos diarios con el objetivo de reducir el estrés y llevar un estilo de vida más saludable.

Prueba actividades que te ayuden a relajarte física y mentalmente. La meditación o sesiones de relajación como esta, disminuyen la agitación mental y la tensión muscular y favorecen el descanso.

Ejercicio físico. A través del movimiento liberamos tensión y equilibramos la acción muscular. Es decir, permitimos que aquellos músculos tensos se relajen, y los que están débiles se activen. De esta manera tu postura mejorará.

El Pilates, por ejemplo, es un método que se centra en la corrección postural.

 

Ejercicios para relajar la mandíbula

En este artículo quiero compartir contigo un ejercicio que me ha ayudado enormemente a relajar la mandíbula al despertar o en cualquier otro momento en el que siento molestias.

Se centra en el trabajo de los maseteros, temporales y pterigoideos, músculos implicados en el movimiento de la mandíbula.

¡Dale al play!

Si conoces algún otro ejercicio que te haya resultado efectivo para relajar la mandíbula compártelo con nosotras en los comentarios. ¡Entre todas sumamos! 🙂

Fuentes consultadas para este artículo: 1, 2, 3.

 

¡COMPARTIR ES VIVIR!
Share on Facebook
Facebook
44Tweet about this on Twitter
Twitter
0Share on Google+
Google+
0Share on LinkedIn
Linkedin
Clica aquí para dejar un comentario 0 Comentarios

Responder: