4 ideas para cuidar de mi salud que aprendí de Joseph Pilates

4 ideas para cuidar de mi salud que aprendí de Joseph Pilates

Una situación grave
CADA DÍA, en la radio, los periódicos, las revistas de todo el mundo, nos dicen cómo mantener la salud, cómo recuperar la salud. Qué comer, qué beber e incluso qué pensar.

Esta información, confusa y contradictoria, a menudo solo parece estar de acuerdo con el método y las ideas de quien lo escribe.

¿Cuántas miles de muertes prematuras se evitarían si entendiésemos y aplicásemos cuál es la manera natural de vivir?

Esfuerzos en vano para mejorar nuestra salud física. Enfermedades y lesiones que podrían evitarse y no se hace. Malos hábitos. Mobiliario como sillas o camas inadecuadas. Hospitales, profesionales sanitarios, maestros o entrenadores que no constituyen un ejemplo de salud.

El sistema moderno en el que vivimos es responsable, en mayor o menor medida, de las enfermedades actuales. ¿Cuánto tiempo va a durar esta situación? ¿No deberíamos poner más atención sobre esta pregunta VITAL?

¿Crees que esta situación tiene algo que ver con la realidad actual?

Lo sorprendente es que este texto es el inicio del libro “Tu salud”, que Joseph Pilates publicó en 1934. Ya por aquella época, el creador del método que lleva su propio nombre alertaba sobre unos cambios en nuestro estilo de vida que nos hacen perder salud.

Cuando la salud, es el estado natural del ser humano.

En este artículo quiero compartirte algunas de las ideas que Pilates expone en este libro para hacernos responsables de nuestro propio bienestar y cuidar de nuestra salud.

bienestar y pilates

1. Cada persona es arquitecta de su propia felicidad

Mientras centramos nuestros esfuerzos en trabajar, escalar puestos o conseguir bienes materiales, nuestra salud física y mental y nuestras relaciones personales se resienten.

Sin embargo, cada persona es la arquitecta de su propia felicidad, y esta felicidad depende, antes que de la posición social o de la riqueza, de una salud normal.

Cuando nos damos cuenta de esto, a veces, demasiado tarde, en el intento por recuperar la salud, podemos caer en la publicidad engañosa que nos vende resultados milagrosos, productos dañinos y técnicas cuestionables.

Se responsable con tu salud y tu felicidad. Depende de ti.

2. Equilibrio cuerpo-mente

Un equilibrio cuerpo-mente puede mejorar muchas de las dolencias actuales y aumentar nuestra sensación de bienestar. Por tanto, es importante trabajar cuerpo y mente por igual, sin dejar una de las partes de lado.

Cuando haces ejercicio físico con conciencia, adquieres control sobre cada movimiento, aprendes a conocer tu cuerpo y a moverte de manera eficiente, incluso cuando descansas o duermes. Corriges malos hábitos.

La vida se convierte en un gran placer.

3. La inactividad es contagiosa

La inactividad física de los adultos se transmite a los niños desde el momento en el que se les fuerza a estar quietos y sentados durante horas, cuando su naturaleza les pide moverse. Se les impide trepar y saltar o se les fuerza a seguir una rutina.

La cultura física es algo que aprendemos desde la infancia.

Vivimos en una sociedad sedentaria donde los hábitos y costumbres se contagian y nos arrastran hacia la inactividad física. En este artículo te comparto 3 claves para abandonar el sedentarismo.

4. Reconecta con tu instinto

Una idea equivocada es pensar que no puedes estar sano y fuerte sin entrenar. Las propias actividades del día a día nos proporcionan beneficios con cada movimiento que realizamos.

Sin embargo, el instinto hacia el movimiento que en su día tuvimos, que se observa en los animales (desarrollan de manera natural fuerza, agilidad y resistencia) e incluso en los bebés, lo estamos ignorando.

Tanto los animales como los humanos tienen el deseo constante de cambiar de posición y de moverse, tienen deseo de acción. Pueden mover su cuerpo en todas direcciones con gran libertad. Observan su alrededor, manipulan objetos, se estiran, juegan y después caen dormidos. Esto se ve con mayor claridad en los bebés.

Los adultos ya han perdido en parte este instinto. Aunque no del todo, de hecho, te reto a permanecer inmóvil durante una hora sentada en una silla sin distracciones externas.

Sin embargo, las condiciones tan cómodas que nos hemos creado nos llevan a permanecer inactivos durante horas en la silla o el sofá y con todo lo que necesitamos al alcance de la mano. Esta nos aleja de nuestros instintos y nos desconecta de nuestro cuerpo.

Los movimientos naturales mantienen una buena condición física y mental, más que un entrenamiento artificial. Y estos movimientos nacen de escuchar a tu cuerpo.

frase joseph pilates

Pilates – Un estilo de vida

Observando las condiciones de vida modernas, la naturaleza, los movimientos de los animales y de los bebés, y haciendo un exhaustivo estudio del cuerpo humano, de su estructura y de sus funciones, Joseph Pilates creó su propio método, que llamó Contrología, y más tarde se popularizó como Pilates.

Él mismo lo definió así:

La Contrología es la completa coordinación de cuerpo, mente y espíritu. A través de la Contrología primero adquieres un completo control de tu cuerpo y, con la repetición adecuada de los ejercicios, gradual y progresivamente, consigues esa coordinación y ritmo natural asociado a todas las actividades inconscientes. Este ritmo y control se observa en todos los animales. Uno de los mayores resultados es el dominio de tu mente a través del completo control de tu cuerpo.

Sus experiencias, aprendizajes y filosofía impregnaron al método Pilates y lo convirtieron no solo en una manera de ejercitar cuerpo y mente, sino en un estilo de vida.

Si quieres profundizar en este método te recomiendo leer el libro en el que he basado este artículo, “Tu salud” de Joseph Pilates. (Solo lo he encontrado en inglés).

Como ves, a pesar del tiempo que ha pasado desde que lo escribió, sus ideas son aplicables a la actualidad. Es más, personalmente creo que nos vendría bien retroceder en el tiempo y conectar con esa parte ancestral que tenemos que nos permitía disfrutar de la naturaleza, del tiempo de descanso y del movimiento.

Nuestro cuerpo tiene los recursos necesarios para mantenerse fuerte, ágil y sano. Nuestra meta es procurarle unas buenas condiciones para que realice sus funciones con facilidad (en lugar de ponerle trabas).

Si quieres añadir más movimientos a tu día a día y empezar a practicar Pilates, prueba esta sesión de 20 minutos para principiantes.


¿Qué te parece la visión de Joseph Pilates respecto a la salud? ¿Te sientes arquitecta de tu bienestar y felicidad?

 

¡COMPARTIR ES VIVIR!
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Clica aquí para dejar un comentario 0 Comentarios

Responder: