El mejor método para tonificar tu cuerpo aunque nunca hayas pisado un gimnasio

El mejor método para tonificar tu cuerpo aunque nunca hayas pisado un gimnasio

 

Practicar pilates de forma regular ayuda a tonificar el cuerpo y mantenerlo en forma. Si no te gustan los gimnasios ni levantar pesos, el Pilates es tu mejor opción.

En este artículo te cuento los motivos por los que necesitas hacer ejercicios de tonificación y porqué el Pilates te ayudará a conseguir un cuerpo esbelto y ágil.


5 razones para tonificar tu cuerpo

Uno de los objetivos que más nos interesa a las mujeres es el de tonificar nuestro cuerpo. Y nos sobran las razones para incluir este tipo de ejercicios en nuestra rutina. Estos son los principales motivos por los que necesitamos tonificar.

1. Por estética

Como consecuencia de pasar tantas horas sentadas y no hacer ejercicio, nuestros músculos se debilitan. Y se nota. Empiezan a colgar y eso no nos gusta.

Incluir en tu día ejercicios de tonificación te ayudará a mejorar tu apariencia y conseguir una figura más esbelta y proporcionada.

2. Para estar en forma

La masa muscular y la fuerza empiezan a descender significativamente pasados los 40. Esto se traduce en que movernos nos cuesta más. Tareas que antes hacíamos de manera fácil, se convierten en un esfuerzo cuando perdemos fuerza.

Y esto condiciona nuestra vida, el cuerpo se convierte en un freno que te impide hacer y disfrutar de todas las cosas como te gustaría.

Mantener la fuerza y masa muscular a través de ejercicios de tonificación te activa. Y un cuerpo activo es un cuerpo con energía y vitalidad, un cuerpo que se mueve con agilidad.

3. Por salud

Nos movemos gracias a los músculos. Pero además de esto, tienen la función de proteger otras estructuras. La musculatura abdominal por ejemplo protege la columna y los órganos de la pelvis y contiene las vísceras.

Nuestras articulaciones son estables gracias a la acción de los músculos. Pero cuando éstos no hacen correctamente su función, aumenta la presión sobre nuestras articulaciones y podemos desarrollar procesos de artrosis o lesionarnos.

La mayoría de las lesiones o molestias, no suceden de un día para otro. Empiezan poco a poco, y mantener unos músculos tonificados nos ayuda a prevenir lesiones y procesos degenerativos como la artrosis o la osteoporosis.

4. Para mejorar tu postura

Si tus músculos de la espalda, abdominales, muslos y brazos están débiles, te costará mantener una buena postura. Sentirás que colocarte erguida es una posición forzada.

Además, se producirán desequilibrios entre las tensiones musculares que modificarán tu postura y tu cuerpo. Es común por ejemplo sentir los músculos posteriores de las piernas rígidos y el abdomen flácido, lo que puede aumentar la lordosis y molestias lumbares.

Para mantener una postura erguida y alineada es necesario tonificar los músculos de manera equilibrada.

5. Para perder peso

Los músculos son los encargados de quemar las calorías que consumes. Por tanto, entrenar tus músculos incrementa el gasto energético. Y no solo eso. También mejora la tolerancia a la glucosa, mejora los perfiles de lípidos que circulan en sangre y disminuye la tensión arterial.

Tonificar tu cuerpo te ayudará a perder peso y a prevenir enfermedades cardiovasculares.

Porqué el Pilates es la mejor técnica para tonificar

Mis clientas me piden tonificar pero sin “muscular”. Y lo pongo entre comillas porque se refieren a que no quieren desarrollar unos músculos voluminosos como los de los hombres.

Aunque esta idea es un miedo con poco fundamento, porque para conseguir este tipo de cuerpo, el tipo de entrenamiento que se ha de realizar ha de ser realmente exigente, el método Pilates supone una fantástica alternativa a las máquinas de los gimnasios.

Y estos son los motivos por los que considero el Pilates la mejor técnica para tonificar si no te gustan los gimnasios.

Trabaja todo tu cuerpo

Los ejercicios de Pilates ponen en acción a todo tu cuerpo, tonifican brazos, muslos, abdominales, espalda. Además, lo hacen de una manera global. Es decir, no es necesario que hagas un ejercicio para cada músculo porque con cada movimiento activas todo tu cuerpo.

Las ventajas de esto es que inviertes menos tiempo, trabajas todo el cuerpo y mejoras tu coordinación.

Desarrolla de manera equilibrada tus músculos

En Pilates se busca equilibrio y armonía para que tus movimientos sean elegantes y fluidos. Esto lo conseguimos a través del control y la atención que ponemos en nuestro cuerpo mientras entrenamos.

No sólo tonifica, también corrige tu postura

A través del Pilates te haces consciente de cuál es tu postura y de cómo te mueves. Y al mismo tiempo fortaleces los músculos del core, responsables de estabilizar y proteger a tu columna.

En Pilates creces

Una de las sensaciones más habituales al finalizar una clase de Pilates es la de haber crecido. Esto se debe a que durante los ejercicios se busca que tu columna y articulaciones se descompriman y se alarguen.

De esta manera disminuye el estrés que soportan tus huesos, consigues moverte de manera más fluida y mejoras la movilidad y flexibilidad.

No necesitas levantar pesos

Si no te gustan las máquinas de los gimnasios, ni levantar pesas, el Pilates es para ti.

En pilates tonificas tus músculos con el peso de tu propio cuerpo. Así que no necesitas ningún material y puedes practicarlo en tu casa, en el parque o en un hotel mientras viajas.

Clase de Pilates

Empieza a practicar Pilates desde tu casa con esta sesión 😉

¿Se te ocurre algún otro motivo por el que recomendarías el Pilates para tonificar? ¿Qué resultados te gustaría conseguir o has conseguido practicando Pilates?

¡COMPARTIR ES VIVIR!
Share on Facebook
Facebook
56Tweet about this on Twitter
Twitter
0Share on Google+
Google+
0Share on LinkedIn
Linkedin
Clica aquí para dejar un comentario 0 Comentarios

Responder: